martes, 24 de junio de 2008

locura-megaloblastica

www.monografias.com

 

La locura megaloblástica

Dr. Félix E. F. Larocca  f.larocca@codetel.net.do

 

  1. Enfermedades médicas con trastornos de apariencia psiquiátrica
  2. El caso de Alba
  3. Bibliografía

 

Mucho se ha escrito en las ciencias médicas acerca del paciente cuyo síntoma de presentación aparece oscuro, confuso e inexplicable. Este paciente, a menudo, se considera víctima del estrés, las depresiones, o la hipocondría. Esta última, siempre, si los síntomas son indeterminados o vagos en su presentación.  (Véanse mis ponencias: Lección Número 24, Trastorno afectivo: Tetania Muscular y Alcalosis Respiratoria --- en monografías.com --- y Conversión y Tetania).

Pero, la medicina está llena de sorpresas, especialmente en lo que respecta al proceso diagnóstico como más adelante veremos --- quizás fue la medicina la que, como a otros tantos médicos, su inspiración fustigara, en el caso del famoso Sir Arthur Conan Doyle.

 

The image “http://www.imaginaire.ca/Images2/Holmes-Image-Loupe.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

 

Enfermedades médicas con trastornos de apariencia psiquiátrica

Muchos son los trastornos conocidos que se adaptan a esta categoría, incluyendo enfermedades infecciosas, trastornos convulsivos, abuso de sustancias, trastornos metabólicos, desequilibrios electrólitos, trastornos cerebro vasculares, las avitaminosis y enfermedades crónicas, como el Parkinson o hereditarias como es el caso de la Corea de Hutchinson.

Para hacer la tarea detectivesca más absorbente, lo opuesto también es el caso…

Existen muchas enfermedades psiquiátricas que manifiestan síntomas de apariencia somáticas: La ansiedad, los estados de estrés crónicos, las depresiones o trastornos afectivos, las dependencias y el abuso de sustancias; y ciertas formas de disorexias asociadas con procesos cerebrales. (Véanse mis artículos: La nutrición en las disorexias, y La Depresión Facticia).

Para hacer el caso de la investigación de causalidad un poco más fascinante, muchas veces, trastornos de categoría psiquiátrica aparecen entrelazados con los físicos creando mayor incertidumbre diagnóstica. Un caso específico es la porfiria.

Las avitaminosis nos proporcionan una lección dramática en el caso de la pelagra con sus clásicos síntomas de dermatitis, diarrea y demencia.

Otra es el sprue…

Esta última enfermedad será descrita brevemente para ilustrar nuestra tesis, limitada en este caso a las deficiencias --- una en especial, entre ellas: La deficiencia de la vitamina B12.

 

El Sprue tropical

Es una condición de la mala absorción encontrada comúnmente en las regiones tropicales, resultado del aplanamiento anormal de los villi intestinales y de la inflamación de la arquitectura del intestino.

Síntomas

Los síntomas del sprue tropical son:

Dermatitis

Diarrea con esteatorrea o heces grasosas muy fétidas

Demencia (las tres “ds”). Asociadas con la Pelagra, debida a la deficiencia de la niacina

Lengua adolorida y reseca

Calambres y sensaciones de hormigueo en las extremidades distales y proximales

Pérdida de peso

Fatiga

Sentimientos de depresión y apatía

Históricamente

Las deficiencias vitamínicas se han asociado con ciertas dietas, incluyendo las dietas vegetarianas estrictas y las que dependen del maíz como elemento principal. (Véase: Vitamins and Their Functions. En Cecil Textbook of Medicine. 20th ed. Philadelphia: W. B. Saunders Co).

El escorbuto, ya sabemos que fuera causado por la falta de vitamina C y que algunas formas de hipotiroidismo --- el cretinismo --- por la de yodo en la dieta materna. (Véase mi ponencia: Los riesgos asociados con las dietas restrictivas: la Osteoporosis, entre ellas).

Causas

Las causas del sprue tropical, como las de la pelagra, no se conocen. Se ha sugerido que son resultado de infecciones bacterianas, virales, o parásitas; o por ingesta de dietas deficientes.

En el caso de la anemia megaloblástica, o perniciosa, el rol del factor intrínseco estomacal se ha establecido con claridad.

En otra condición llamada la enfermedad celíaca --- también conocida como sprue celíaco --- y que tiene síntomas similares al sprue tropical, el aplanamiento de las vellosidades entéricas y la inflamación difusa del intestino son causados por un desorden autoinmune.

Regiones donde es endémica

La enfermedad primero fue descrita por Guillermo Hillaryen 1759 en Barbados. El sprue tropical es endémico a la India y Asia Sur-Oriental, Centro y Suramérica, y el Caribe.

Existe otra variedad de esta enfermedad conocida como el sprue-no tropical o la deficiencia del gluten, la que describiremos someramente, para la edificación de nuestros lectores.

Sprue no-tropical

Definición

La enfermedad celíaca, es una enfermedad inflamatoria del intestino producida por la ingestión de trigo en individuos genéticamente predispuestos.

Síntomas y curso de la condición

El inicio de la enfermedad suele ser hacia los dos años de edad, tras la introducción del trigo en la dieta, y en los adultos entre los 30 y 40 años. Se produce un aplanamiento de la superficie intestinal disminuyendo el área de absorción de los alimentos, la perdida de esta superficie es la que delimitará la severidad de los síntomas en cada individuo.

 

Síntomas

En muchos casos puede pasar prácticamente desapercibida, hasta que se manifiesten sus complicaciones.

Lo más habitual es la presencia de una diarrea crónica con mal absorción resultante.

Pérdida de peso.

Deficiencias nutricionales.

Anemia por deficiencia de hierro.

El dolor abdominal puede ser recurrente y asociado a flatulencia distensión abdominal, y movimientos intestinales anormales.
La anemia se produce por mal absorción de hierro, de ácido fólico y/o de vitamina B12. A veces se asocia a un cuadro de artritis con dolor, rigidez y cansancio. Pueden aparecer lesiones óseas y tetanias. (Véanse se mis publicaciones arriba citadas).

Aparecen también síntomas del sistema nervioso con sensación de quemazón y picor en la piel de las extremidades, contracciones musculares y dificultad para mantenerse de pie, con irritabilidad y alteraciones en la memoria.

Causas

Todas relacionadas con los mecanismos involucrados en la digestión y absorción del gluten:

Ausencia de enzimas digestivos (glutaminasa intestinal).

Producción de Anticuerpos anti-prolamina, o a fragmentos de ella.

Aumento de la permeabilidad intestinal a macromoléculas y proteínas antigénicas.

Aumento en la producción de mediadores: histamina, serotonina, cininas, prostaglandinas, e interleukinas.

Hoy se ha establecido que un factor genético está involucrado.

Aquí nos parece apropiado explicar qué es el gluten…

El gluten es una mezcla de proteínas individuales, clasificada en dos grupos, las Prolaminas y las Glutelinas. El principal componente del gluten es la prolamina del trigo llamada Gliadina.

Las prolaminas de los diferentes cereales son:

 

Cereales

Tipo de Prolamina

Contenido %

el trigo

Gliadina

69%

el centeno

Secalinina

30-50%

la avena

Avenina

16%

la cebada

Hordeina

46-52%

la borona

Panicina

40%

el maíz

Ziena

55%

el arroz

Orzenina

5%

el sorgo

Kafirina

52%

 

Enfermedades paralelas en sus síntomas a la intolerancia al gluten --- No siempre asociadas a la alteración intestinal son las siguientes:

Síndrome de ADHD

Algunos trastornos convulsivos

Trastornos de la atención, concentración y memoria

Linfomas intestinales

Adenocarcinomas intestinales

Dermatitis herpetiforme

Ciertas psicosis orgánicas

Ahora presentaremos un caso de la llamada “locura megaloblástica” en un paciente “psiquiátrico”.

 

El caso de Alba

Alba recurrió a nuestra atención en acto de desesperación final.

No quería confesar al marido --- hombre de temperamento volátil y espíritu muy ambicioso, que tenía dificultades sintiendo sus pies, cuando yaciera en la cama por las noches --- era “como si estuvieran amputados”, solía lamentar. (Véase mi ponencia: Las distorsiones de nuestras percepciones con énfasis en la distorsión de la imagen corporal).

Poniéndose de pie, ayudaría; pero con el tiempo, esta maniobra cesaría de suministrar alivio. Un día se alarmó cuando descubrió que sus pies estaban tan entumecidos y sus dedos contraídos en espasmo, que no podía sentir el pedal del freno de su vehículo. Esto la asustaría de modo alarmante; puedo tener un accidente” --- pero aun no deseaba molestar al marido, para quien, asuntos de salud se catalogaban como “payasadas” y los médicos (su papá y dos de sus hermanos eran ginecólogos) como --- ¿qué más?…

Frisaba los cincuenta años. No fumaba, no excedía una copa ocasional de Chardonnay, eran corredora habitual de varios kilómetros al día y, por gran parte de su vida había sido vegetariana --- “es que la carne me aburre” --- frecuentemente decía para justificar su soslayo de las carnes a favor de las ensaladas y los vegetales.

Su peso era normal, aunque su constitución era la de una mujer delgada, jovial y bien parecida.

Los síntomas adquirieron un aspecto de tormento en su vida:

Cansancio

Se volvió muy olvidadiza

La lengua estaba rojiza y reseca

La digestión de carnes y pescados era difícil

Perdió su apetito por todo, aun lo que le gustaba

Notó que una copa de vino la embriaga --- “¡sólo una copa!” 

Se sentía irritable

Mientras que los hormigueos se habían complicado con sensaciones de calambres y contracciones musculares dolorosas

Una mañana mientras nadaba en la piscina de su casa, un calambre la sorprendió y casi se ahoga. La salvó la proximidad a la escalerilla de la pileta

Comenzó a sentirse deprimida y a perder toda esperanza

 

 

Una vez, mientras cenaban, se lo comunicó al marido que encontró solución inmediata en irse de vacaciones a Cancún. Por dos semanas no se sentiría bien, pero la compañía constante del esposo a quien tanto admiraba y quisiera, bastaría para producir mejoría provisional.

De retorno a la casa los síntomas empeoraron. Hablando con una amiga, ésta le aconsejó ver su psiquiatra.

En lugar de seguir su consejo decidió explorar el Internet. Concluyó, con estoicismo característico, que padecía de múltiple esclerosis y lo comunicó al esposo sorprendido.

Una visita arreglada con uno de los neurólogos más destacados de la ciudad fue tan tranquilizadora como triste. Porque este le aconsejó ver un psiquiatra o tomar uno de los nuevos antidepresivos que actúan en el metabolismo sináptico de la serotonina.

No funcionó. Le produjo sudores nocturnos, olas de calor tipo menopausia, anorgasmia y pérdida total del apetito. (Véanse mis ponencias acerca de la anorgasmia y de la menopausia).

Sin decirlo a nadie botó las cápsulas que le quedaban.

La paja refranesca, que quebró la espalda al, proverbial, camello…

No fue una sola paja, fueron cuatro, en sucesión muy rápida:

Tratando de escribir un cheque para su hija menor, tuvo que ceder la pluma al marido, porque la mano le temblaba tanto que no podía ni sostenerla.

Llevando café en una bandejilla a su suegra, el temblor fue tan inmenso que le ocasionó que se cayeran las tazas al suelo. Luego de que la criada trajera la bandeja de nuevo, no pudo soportar su propia taza a lo que la suegra observara: “Alba… pero yo nunca pensé que tú bebieras…” --- algo muy lastimero y ofensivo a la vez.

En medio del sueño despertó con un calambre doloroso de la pierna derecha que la hizo gritar del dolor. Nadie la escuchó, pero el dolor y los calambres persistieron toda la noche, y

Cuando de repente dijera al esposo: “Ya no recuerdo nada de lo que me pasa. Sólo sé que me engañas --- que me eres infiel y --- ¡te odio!”

Con esa información, y por medio del neurólogo, nos conoceríamos.

El marido, presente en la visita, por invitación expresa, se percató de que las líneas de investigación diagnósticas incluirían, además de las usuales:

Una descripción detallada de hábitos alimenticios y dietarios

Una anamnesis de los trastornos de la digestión que la aquejaban

Una batería de pruebas psicodiagnósticas directas, de oficina, administradas para chequear su memoria y retención. (Véase mi artículo: La memoria, sus problemas y sus curas).

El esposo observó, “usted es el único doctor que nos ha preguntado acerca del azúcar, de los azúcares artificiales y de lo que tenemos habitualmente en nuestra nevera y despensa…”

El diagnóstico

Anemia megaloblástica con manifestaciones psicológicas

Discusión

La anemia megaloblástica, en nuestra experiencia en el tratamiento de todas las disorexias, es una entidad más común de lo que se la diagnostica. No siendo sospechada, se ignora. Ignorándose, el paciente se reviste de una identidad ausente --- la de una persona cuyos problemas son o exagerados o inexistentes, o ambos.

La llamada “locura megaloblástica”, para confundir el asunto mucho más, no consiste en un cuadro clínico de estabilidad diagnóstica --- hay que pensarlo para lograr que se visualice --- como en revelación de películas de negativos.

Finalmente, el trastorno posee una cualidad única, siendo ésta, que para responder a la restauración vitamínica las dosis son diferentes a las que los textos recomiendan y que la psicoterapia es un adjunto esencial. (Véanse mis dos ponencias: La Cura por el Habla [I & II]).

Para la preparación de esta lección he dependido, no sólo en mis experiencias clínicas sino en comunicaciones que han sido suministradas por los tantos pacientes que padecieran de esta dolencia --- tan singular como poco clara --- de la que se recuperaron.

 

Bibliografía

Suministrada por solicitud.

Adenda: Para un estudio detallado de los estragos resultantes de la malnutrición severa, véase mi artículo de índole sociopolítico: La malnutrición hace que el pobre sea menos productivo: Consejo Gratuito a los Gobernantes de este Hemisferio.

 

 

 

Dr. Félix E. F. Larocca 

f.larocca@codetel.net.do

 

No hay comentarios.:

BIOQUIMICA ORTOMOLECULAR DE LOS ACIDOS GRASOS

ERES EL VISITANE NUMERO:


View My Stats